NOTA:
1.- El carácter canónico de nuestras celebraciones ha sido y es de Misas privadas.2.- Al lugar se le llama "Oratorio" por analogía, ya que sin el visto bueno del Ordinario ha sido y es sólo un domicilio particular sacerdotal y recientemente también las oficinas administrativas del Instituto del Buen Pastor.3.- Según el decreto del Papa Summorum Pontificum, todo sacerdote puede celebrar su Misa privada según la forma extraordinaria (cfr. art. 2), y los fieles que quieran pueden asistir a dicha celebración (cfr. art. 4), sin que sea necesaria ninguna otra autorización que la dada por el Papa.




“¿Y cómo le va al IBP en Roma?”

sábado, 17 de enero de 2009


Muy bien ¡Gracias! Como era lo lógico… veamos algo:

“El IBP-Roma” oficialmente hace parte del paisaje parroquial romano”

Desde su erección canónica, en Septiembre de 2006, el IBP contó con una Sede en la Ciudad Eterna, lo que canónicamente se llamaría: una Procura. Era un amplio lugar, muy bien situado, a cinco minutos en Metro del Vaticano; facilitado gratuitamente por la familia de uno de nuestros seminaristas italianos, el cual hoy ya es sacerdote.

No bien pasaron los dos primeros años, cuando se hizo imperioso crecer ya que en Roma pasarían algunos años de formación y de estudios nuestros jóvenes seminaristas cursando el segundo ciclo (Teología). Había que encontrar una casa apropiada para la tarea, difícil misión, ya que en el casco central de la Ciudad Eterna, como es sabido desde hace muchos años, está todo (o casi todo) copado.

Fue sólo gracias a la diligencia de un Prelado cercano al IBP, quien siguiendo las instrucciones del Papa, que se pudo encontrar la casa apropiada y la que ahora ocupamos, física y canónicamente, en la vía Giorgio Bolognetti.

El 15 de noviembre, cuenta el Padre René Sébastien Fournié, superior de la Casa, tenía una reunión con el Párroco del territorio en el cual residimos. Esta sesión de trabajo comenzó con una cena, con los distintos sacerdotes de la parroquia: Se me recibió allí con una hospitalidad y una fraternidad auténtica, especialmente deferente, lejos de todo juicio y prejuicio.

“En esta cena, el párroco Monseñor Sancha, me comunicó su deseo de nombrarme, además de mi cargo de Responsable del IBP-Roma, vicario de su parroquia, y saber cómo nuestra pequeña comunidad podía ayudar a esta gran parroquia romana. Se decidió confiarme las confesiones, en particular, las del domingo y proponer a los seminaristas distribuirse los cursos de catecismo para los 300 niños de la parroquia.”

Apenas tomada su decisión, todo se puso en práctica muy rápidamente… Así pues, todas las tardes entre semana, los seminaristas del IBP-Roma, turnándose, cada uno según su grupo de jóvenes, dan el catecismo en una de las salas parroquiales, llamada… ¡“Sala del Buen Pastor”!... Los catequistas regresan alrededor de las 19,30 hrs., felices de poder hablar del Buen Dios durante 1,30 hrs., “y en italiano”.

Jornada dedicada a las extremas unciones: una experiencia rica en gracias para todos:

Como hizo Benedicto XVI en Lourdes, Mons. Sancha organizó una vasta gira de visitas a los enfermos de su parroquia para asistirlos espiritualmente. La idea era simple: entre los alumnos más grandes del catecismo, más puntuales y preparados de antemano, en pequeños grupos de 3 o 4, acompañaban a cada sacerdote. El territorio parroquial se dividió según el número de vicarios, cada uno con su lista de enfermos para visitar.

Fue una experiencia rica en gracias para todos: Primero para los que están en cama claro está, felices de recibir el viático lo mismo que los santos oleos; también para esos jóvenes que descubrieron una labor sacerdotal muy a menudo desconocida, sin contar el enriquecimiento de visitar y hablar con los ancianos enfermos que el mundo moderno tristemente trata de ocultar. Era de ver a esos adolescentes salir de la parroquia con desparpajo y haciendo bromas, y regresar después graves y silenciosos. Una experiencia rica y bella: si es bueno formar a los jóvenes en el catecismo, es mucho más fructífero para ellos poder ver en la práctica la acción sacerdotal!

Es una prueba más de clara confianza que nos manifiesta Monseñor Sancha, encargándonos la catequesis y enseñanza de la juventud de su Parroquia.

Como consecuencia, continúa el Padre René Sebastián, “el Vicariato de Roma me nombró oficialmente vicario de la Parroquia, confirmando el reconocimiento canónico del IBP-Roma como la casa de formación del segundo ciclo (teología) para nuestro Instituto.”

También es de notar en esta crónica, que Monseñor Sancha desde hacía varias semanas repetía a nuestros sacerdotes: “quiero celebrar donde ustedes; es la Misa de mi juventud”. Lo que se concretó el 15 de enero pasado, celebrando la Misa después de haber cantado con nosotros Laudes. Particularmente nos emocionó su concentración en esta primera Misa, y no será la última ¡Gracias Monseñor!

Reflexión de este reportero: ¿No existirá entre quienes “persiguen” al IBP (como se dice: negándoles la sal y el agua) en otras partes la voluntad de imitar en algo lo que se hace en Roma? Y no solamente en relación al IBP, sino también en relación a la Liturgia… Que Dios les ilumine.

No hay comentarios:

SUMMORUM PONTIFICUM CURA: Benedicto xVI da Via Libre a Misa Tradicional

El Santo Padre "Decreta que se obedezca lo mandado", por tanto Nadie puede exigir requisitos diferentes, ni a sacerdotes ni a fieles, a los establecidos en el documento Pontificio... AGNUS.

Algunas puntos de relevancia del Motu Proprio:
…habiendo sopesado todos los elementos, invocado el Espíritu Santo... por la presente Carta Apostólica, Apostólica
Decretamos LO SIGUIENTE:
Art. 1. ... es lícito celebrar el Sacrificio de la Misa de acuerdo con la edición típica del Misal Romano promulgado por el Beato Juan XXIII en 1962 y nunca abrogado, como la forma extraordinaria de la Liturgia de la Iglesia…

Art. 2.- En las Misas celebradas sin el pueblo, todo sacerdote católico de rito latino, tanto secular como religioso, puede utilizar sea el Misal Romano editado por el beato Papa Juan XXIII en 1962 que el Misal Romano promulgado por el Papa Pablo VI en 1970, en cualquier día, exceptuado el Triduo Sacro. Para dicha celebración siguiendo uno u otro misal, el sacerdote no necesita ningún permiso, ni de la Sede Apostólica ni de su Ordinario.
...Art. 3. Si Comunidades o Institutos de Vida Consagrada o Sociedades de Vida Apostólica de derecho pontificio o diocesano desean tener una celebración de la Santa Misa según la edición del Misal Romano … 1962 en una celebración conventual o comunitaria en sus propios oratorios, esto está permitido. …
Art. 4. … incluso los fieles..., pueden ser admitidos a la Santa Misa mencionada en el art. 2….
Art. 5, § 1. En parroquias donde un grupo de fieles adheridos a la previa tradición litúrgica existe de manera estable, que el párroco acepte a sus pedidos para la celebración de la Santa Misa de acuerdo al rito del Misal Romano… 1962. …
§ 2. La celebración … puede realizarse durante los días de semana,... los Domingos y días de fiesta debe haber sólo una de estas...
§ 3. Que el párroco permita celebraciones de esta forma… matrimonios, funerales o celebraciones ocasionales,...
§ 5. En las iglesias que no son ni parroquiales ni conventuales, es el Rector de la Iglesia quien concede el permiso arriba mencionado…
…Art. 7. Donde un grupo de fieles laicos,... no obtiene lo que solicita del párroco, debe informar al Obispo …. Al Obispo se le solicita seriamente acceder a su deseo. …
Art. 9, § 1….un párroco puede,... dar permiso para el uso del ritual más antiguo en la administración de los sacramentos del Bautismo, Matrimonio, Penitencia y Unción de los Enfermos, según sugiera el bien de las almas.
§ 2. Se concede a los Ordinarios la facultad de celebrar el sacramento de la Confirmación utilizando el anterior Misal Romano …
Art 10. Es lícito que el Ordinario local, ... erija una parroquia personal ...para las celebraciones según la forma anterior del Rito Romano o nombrar un rector o capellán,
Todo lo que es decretado por Nosotros mediante este Motu Proprio, ordenamos que sea firmado y ratificado para ser observado a partir del 14 de Septiembre de este año,…, pese a todas las cosas en contrario.

Dado en Roma, junto a San Pedro, el 7 de julio en el Año del Señor de 2007, Tercero de nuestro Pontificado. BENEDICTO XVI

________________________________________________________________________________

EXULTET IBP